TRINCHERANORTE.COM

COMUNICADO 005-2014 A LOS HINCHAS, BARRISTAS Y OPINIÓN PÚBLICA EN GENERAL

1.- El partido de este domingo es fundamental para Universitario. Si el equipo consigue un triunfo, tiene grandes posibilidades de alcanzar el título del apertura y asegurar el boleto para disputar la final en diciembre y la Copa Libertadores del 2015. De más está decir que el equipo necesita a su hinchada en este partido. El que crea que los campeonatos en la U los ganan solo los jugadores está equivocado; en Universitario jugamos todos. Es por eso que el hincha tiene que asumir el rol que le corresponde: ir al estadio y empujar al equipo con su aliento, con su energía, con sus ganas de ganar. Este domingo tenemos la oportunidad de reiterar que somos la hinchada más comprometida y poderosa del Perú. Esperamos que Universitario tenga un marco que esté a la altura de su grandeza y esto solo depende de todos nosotros.

 
2.- Somos conscientes de que este no ha sido un buen año para la tribuna. Hubo problemas internos que han afectado la estabilidad de la barra y complicaron los objetivos que nos habíamos trazado para este 2014. Lamentamos que los hinchas hayan visto tribunas partidas y violencia entre fanáticos de la U. Es por ello que instamos a los grupos involucrados en el problema, que garanticen que todo se desarrollará en un clima de paz y hermandad en el partido contra León de Huánuco dejando de lado los conflictos por el bien de la “U”, entendamos que si ocurren problemas en la tribuna perdemos todos y jugaremos en contra de nuestros propio club. Los desacuerdos pueden existir, pero todos deben entender que lo mejor para la U es lo mejor para su pueblo. Este domingo nuestro Monumental debe ser el escenario de una gran fiesta entre Universitario y su hinchada. Esperamos que la tribuna luzca el domingo como en sus mejores momentos, esos que nos han colocado siempre como la hinchada más popular, ferviente y apasionada del país.

 
3.- Hoy más que nunca debemos demostrar que nuestro único objetivo es apoyar y engrandecer a UNIVERSITARIO DE DEPORTES. Hoy más que nunca debemos comprometernos todos con lograr el BICAMPEONATO y debemos entender que nuestra participación y apoyo es vital. Hoy más que nunca todo aquel hincha crema tiene que estar presente alentando a nuestros jugadores desde cualquier tribuna. Acompañemos siempre al equipo y demostremos que somos la mejor hinchada del país.

 

Todos juntos rumbo al BICAMPEONATO y cantemos una vez más A LA COPA VAMOS A VOLVER.
TRINCHERA (U) NORTE

Lo que éramos, lo que somos y lo que deberíamos volver a ser.

Tarde del año 1992, 3:30pm, Estadio “LOLO” Fernández, tribuna de Oriente. Parado en dicho lugar con solo 11 años siguiendo lo que acontecía en la cancha contra el rival de turno; tratando de aprender los cánticos de aquel entonces a la par que mis ojos no dejaban de seguir y admirar a mi lado izquierdo dirigiéndose precisamente a esa tribuna de Norte tan compacta, aguerrida, apasionada, alocada pero sobre todo unida por todos esos cientos de locos hermanados en un solo abrazo sin soltarse jamás como pretendiendo ser -realmente- uno solo; y yo soñando hasta deseando a mi corta edad algún día poder estar en dicho lugar junto a todos aquellos pero por aquel entonces solo cantando desde mi lugar, pero aplaudiendo a esos “agradables vecinos” enamorado en lejanía.

10603228_10152194168431751_8670624511355301946_n

Mi primera vez en Oriente. La noche de ayer la viví en Occidente; mirando nuevamente hacia mi lado izquierdo pero esta vez apreciando a una tribuna con hinchas contados y en un momento inesperado haciendo su aparición la barra en un escándalo total de empujones, insultos, improperios y amenazas entre bandos desunidos, mandándose canticos entre ellos olvidándose (al parecer) que Universitario estaba en la cancha. Pero aun así continuaban sus pleitos cantando muy orgullosos “Somos cono Norte” “Somos cono Este”, como si realmente importara; en general, un cuadro nada agradable de recordar de lo cual quizás cuando niño jamás me hubiera enamorado ni deseado estar ahí. Espero algún día entiendan que UNIVERSITARIO DE DEPORTES está por encima de cualquier diferencia, barrio, cono, grupo. Mi primera vez en Occidente, lejos de Oriente y Norte, lo cual prefiero por mucho tiempo. Y porsiacaso, aquel cantico “Norte, es un sentimiento, no puedo parar…” es mejor que no lo canten, es una vergüenza que entonen algo que ya no tiene sentido.

Lo más rescatable de la noche, un niño de 5 años promedio a 3 metros a mi derecha tocando un pequeño tambor de forma incesante, haciendo notar y dejando en claro que en los nuevos hinchas, siempre habrán nuevas y mejores esperanzas.

 

Fravardi Varón.

Para mi amor en sus ’90

No tengo claro cuando pasó, mi papá dice que me subía en sus hombros y yo, en un clásico gritaba “Alianza,no!; Alianza,no!”.(cinco años)

Recuerdo que en los ’90 miraba todos los partidos de la U, tenía una radio y grababa mientras veía, retrocedía y avanzaba mi cassette hasta sacar todas las letras de las barras, las apuntaba en mi cuaderno de la U (uno que forré con un póster del equipo), me despertaba al día siguiente y le pedía dinero a mi mamá para ir corriendo a comprar todos los periódicos que hablaran del campeón, recortaba y pegaba. Una vez me aprendí el rap de la U, era algo así:”En Occidente,Oriente,Norte siempre: Y dale U” jaaa. Mis padres y sus desavenencias coincidieron con toda mi rabia juvenil que bien la plasmó Nunes en la cara de Kopriva.(episodio que nunca dejará de sorprenderme).

 

juan-carlos-kopriva


Salía del ballet corriendo por todo Gregorio Escobedo para llegar a mi casa y ver los partidos, siempre me decía: “podré ir algún día?”, “son tantas personas ahí, igual tengo que ir”, mientras guardaba mis mallas y zapatillas de baile. 
Un día fui con mi Beto y su chofer a mi primer partido, en el Nacional y a Occidente contra el Boys. Recuerdo que miraba todo, casi ni vi el partido, fue impresionante. Tengo ese día plasmado en mí corazón. Llegué a ver a Roberto Martinez y al Puma; no podía creer que estaba tan cerca a ellos, a ese “lugar” de tantas personas; tan cerca a la Trinchera.


Cuando entré a la universidad fui a mis primeros partidos en Oriente que ya era algo “peligroso” ahí te podías encontrar al adversario y claro presencié muchas peleas o discusiones.  Tanto batallé con mi amigo del cole, el chato José Miguel, durante muchos recreos y clases para que me lleve a Norte y el me decía: negra ese no es un lugar para mujeres; hasta que un día lo convencí o lo harté (no sé) y me llevó a un partido con el Deportivo Wanka o algo así y desde ese día, no dejé de ir hasta la actualidad.

575749_10151650422180406_2087903965_n


Universitario de Deportes es una de las tres pasiones que tengo en la vida (enseñar y bailar Marinera son las otras), no sé cuando empezó este sentimiento pero sí sé que le debo muchas alegrías, me enseñó que cuando todo va para abajo yo tengo que sacar la garra y seguir luchando por lo que quiero. Si me digo hincha de la U no se me está permitido bajar los brazos ante la adversidad, me tengo que parar y seguir mi destino. Quizás nadie lo entienda, quizás suelo ser una mujer muy extraña en esta sociedad machista y tiene algo de válido; sin embargo nunca he dejado de ser una dama, de estudiar y sobretodo de ser feliz con todas mis decisiones (como el día que decidí amar a mi club) Sólo sé que mi equipo me ha acompañado durante muchos episodios vividos; malos, buenos, peores, mejores. He narrado algunos aquí.

 

10453464_10152514502995406_2719898489941147651_n
Todas las veces que me he graduado me he puesto en la toga mi pin de la U, si tenia que tatuarme algo en la piel tenían que ser las 26 alegrías que me dió; tengo cada estrella con cada año y de color granate; los bicampeonatos y el tri son cremas y están juntos; con sus respectivos años, también.
Un día gracias a mi hermano Charles me animé a escribir un cuento, bajo su confianza en mí y a modo de participar en el primer concurso literario que hacía el club por su ’80 aniversario. Fui la única mujer que fue premiada, entre tantos varones. De ese título salió la frase de la primera bandera de mujeres colgada en el alambrado de una popular en este país: “Quien nazca de mi vientre será tan crema como yo.” Las pocas mujeres que íbamos en ese entonces, lo que nos costó ser respetadas en un lugar exclusivo para varones. Las quiero con el alma Banda del Calzón (así nos bautizaron en un viaje), gracias porque juntas pintamos nuestra bandera, en la azotea de la chata Claudia, con Lorena, Jackie y Carina. Antes de eso hicimos los cuadros en la tela, en el Lolo con Chili y Machi, un sábado por la mañana.

descarga


Los viajes, las trifulcas, las comisarías, la rockola, el arroyo, el local del cuervo, las tardes de cortar papel y ponerla en sacos, los policías abusivos, las bombas lacrimógenas, el ron, el rock, esperar las 12 cada aniversario en el Lolo, vivir la primera empapelada en este país, caminatas eternas (si yo caminé desde Huaral hasta Chancay, durante tres horas con Javo, Chili, Juancito) para regresar a Lima, también fingí estar embarazada, para que nos dejen entrar al estadio; con el eterno Arturo Picón, me he desmayado en el trabajo mil veces para llegar al partido, he salido del escenario sin quitarme el maquillaje y así he llegado a Norte corriendo y con mis pañuelos de marinera en el bolsillo, he apurado reuniones de padres, he adelantado clausuras para poder viajar. Qué no he hecho por mi adorado club y qué no haría!
Gracias por ser una de las más grandes pasiones que tengo, mi cobijo, mi cable a tierra y el más sincero y puro amor.
Como mi papá y yo nos decimos: Te amo mil veces mil. Yo a ti Universitario de Deportes, también te amo, mil veces mil; con toda mi razón y conciencia de lo que define al amor.

 

Marthita Cuellar